Los mejores tipos de sábana para cada estación del año

Saber escoger los mejores tipos de sábana en función de cada estación te ayudará a dormir mejor. De este modo, podrás descansar más, algo beneficioso para tu salud y bienestar. Hay ciertos tipos de sábana que ayudan a aislar el frío, mientras que otros son mucho más frescos. Con estos consejos, podrás escoger las sábanas más adecuadas para cada época.

 

Los mejores tipos de sábana para la primavera

La temperatura es uno de los elementos más importantes a tener en cuenta para poder escoger las sábanas más adecuadas. Por este motivo, al llegar la primavera y empezar a subir las temperaturas, será recomendable optar por un tipo de sábanas fabricadas a partir de materiales frescos y algo ligeros. Por lo tanto, las sábanas de algodón tradicionales son una de las opciones más recomendables para la primavera.

Las sábanas de algodón son una muy buena opción por varios motivos. En primer lugar, se trata de un material ligero, que se adaptará a la temperatura de nuestro cuerpo, permitiendo así que descansemos mucho mejor. Además, se trata de uno de los tipos de sábana que mejor facilitan la transpiración. También son un tipo de sábanas muy económico y bastante resistente, motivo por el cual estas sábanas serán más duraderas que otras.

En el caso de vivir en zonas más bien frescas, de primaveras frías, unas sábanas de franela que no sean demasiado gruesas también pueden ser una buena opción. Otra alternativa podría ser combinar unas sábanas de algodón con un edredón fino, o con una manta.

Los mejores tipos de sábana para el verano

Al llegar el verano, deberemos optar por tipos de sábana que permitan que el aire circule, y que nos permitan mantenernos frescos a lo largo de la noche. Por este motivo, la opción más recomendable será escoger unas sábanas fabricadas a partir de fibras naturales.

A pesar de que el algodón también puede ser una buena opción, hay otras alternativas ideales para las épocas más calurosas. La seda, por ejemplo, siempre es una buena opción en zonas muy calurosas, puesto que se trata de un material que, además de ser hipoalergénico, regulará la temperatura perfectamente.

Debido a sus características, las sábanas de seda resultan ideales tanto para el verano como para las demás estaciones del año. Esto se debe al hecho que este material proporcionará calidez