La tela de Damasco tiene su origen en la ciudad de Damasco, en Siria. Históricamente esta ciudad era un punto estratégico de paso para mercaderes y comerciantes hacia oriente, en la conocida Ruta de la seda. En principio, la tela de Damasco estaba realizada en este material importado de China pero con el paso del tiempo fue adaptándose a sus nuevos usos y realizándose en lino y algodón entre otros por ser más apropiados para su uso frecuente.

La belleza de la tela de damasco viene de estar realizada con un patrón sobre fondo para lograr un contraste. Combinando patrones y colores estas telas logran unas composiciones únicas llegando a ser verdaderas obras de arte textil.

En Carmen Borja realizamos nuestros diseños de damasco sobre lino natural por ser este un material inmejorable que nos ofrece las siguientes cualidades:

Se lava y seca fácilmente.

Es muy resistente y no se desgasta.

No pierde color.

Repele el polvo y la humedad.

A continuación te mostramos algunos de los diseños más bellos de la firma Carmen Borja elaborados en algodón egipcio y con un alto valor decorativo. Prueba a combinar sus composiciones para sorprender a tus comensales con una mesa única.

  • En caso de no estar disponibles en nuestra web, todos los manteles se realizan por encargo y a medida.

Detalle de nuestro mantel Ánforas en lino natural 100%.

Manteles individuales en lino 100% fácilmente combinables.

Mantel Hojas Piedra en lino 100%