Tres ideas para decorar la mesa en San Valentín

Se acerca una fecha muy importante para las personas enamoradas. Un día que muchas celebran con una cena romántica a la luz de las velas. Por eso, y para que te sea más fácil la decoración, queremos darte algunas ideas para decorar la mesa en San Valentín.

¿Por qué decorar la mesa en San Valentín?

En cualquier cena importante que celebremos, ya sea en Navidad o porque se trata de una fecha señalada, los detalles cobran mucha fuerza. Aunque todos los aspectos son relevantes, como el propio menú que hayamos preparado o nuestra vestimenta, el look de nuestra mesa es lo que nos hará saber que se trata de esta fecha tan especial.

Por este motivo, queremos mostrarte varias ideas para decorar la mesa en San Valentín. El rojo es el color por excelencia ya que simboliza el amor y la pasión. No obstante, podemos darle nuestro propio toque personal y adaptar la decoración a nuestro gusto.

La finalidad de decorar la mesa en San Valentín no es otra que la de vivir una experiencia agradable y diferente. Nos quedaremos así con el recuerdo de una noche muy especial que perdurará durante mucho tiempo en nuestra memoria.

¿Cómo decorar la mesa en San Valentín?

Como venimos diciendo, el color tradicional para decorar la mesa en San Valentín es el rojo. Es un color que tiene mucha fuerza, por lo que conviene combinarlo con blancos o tonalidades crema para no recargar el ambiente.

Una posibilidad es utilizar los colores neutros para la decoración principal y dejar las tonalidades fuertes únicamente para los detalles. Así mantendremos una armonía sin renunciar a las particulares de la fecha. A continuación os dejamos algunas ideas para decorar la mesa en San Valentín.

Utiliza una mantelería especial

Siempre solemos tener guardado un juego de mantelería y servilletas para aquellas cenas especiales que celebramos en casa. Si bien en la Navidad muchas personas apuestan por los estampados con motivos navideños, para decorar la mesa en San Valentín no es del todo necesario.

Si no tenemos en casa un mantel de color rojo, podemos elegir, como hemos dicho, alguno que tengamos en color blanco o beige. Sobre este, podemos color pequeños tapetes para mesa en aquella tonalidad, y así destacarlos sobre una tonalidad suave.

Es importante que el mantel esté cuidado y en buen estado. Como dice el dicho, una imagen vale más que mil palabras, y cuidando los detalles podemos demostrar la importancia de esta ocasión especial. Por otra parte, y puesto que se trata únicamente de una noche al año, podemos aprovechar para desplegar toda nuestra creatividad.

En nuestra galería disponemos de varias colecciones que puedes conocer. Los tamaños de la mantelería se adaptan a las necesidades de tu mesa. Es posible adquirir únicamente el mantel o bien combinarlo con servilletas a juego.

Velas y flores para acompañar

En el amor hay que cuidar los detalles, y decorar la mesa en San Valentín es la forma perfecta. Además de una bonita mantelería, podemos decantarnos o bien por las flores o bien por las velas. No obstante, si lo deseas, puedes incluir ambos. Recuerda siempre no recargar en exceso la mesa para que pueda quedar también algo de espacio libre.

Para las flores, podemos elegir aquellas que sean de nuestro agrado. No tienen por qué ser rosas rojas, que son las tradicionales en esta fecha, aunque son las que llevan toda la esencia de este día. Si te gustan más otras que tengan un tono que vaya acorde con el rojo de los demás detalles, también quedarán bien integradas.

En lo que se refiere a su ubicación, tenemos dos opciones. O bien podemos situarlas en medio como centro de mesa dentro de un jarrón, o también podemos utilizar únicamente los pétalos y esparcirlos por todo el mantel. Hay quienes utilizan los pétalos para toda la estancia y no solo para decorar la mesa en San Valentín. Esto es, los colocan también por encima de los muebles y por el suelo.

Si nos decantamos por las velas para decorar la mesa en San Valentín, tampoco debemos recargar demasiado. Una idea interesante es la de repartir los pétalos por la mesa y colocar dos velas rojas de tamaño mediano si se trata de una mesa para varias personas. O una en el centro si es una mesa para dos. También podemos colocar alguna otra vela sobre los muebles para que nos sirvan de iluminación junto con alguna lámpara.

Por último, puedes buscar alguna idea creativa para decorar la mesa en San Valentín. Por ejemplo, puedes crear formas con los pétalos; corazones, alguna fecha, un nombre o cualquier dato que sea significativo.

Incluye mensajes de amor

Decorar la mesa en San Valentín es fundamental para que sea una noche inolvidable, pero tampoco pueden faltar los mensajes de amor en esta fecha tan especial. Esta es la parte más creativa y a la vez más personal de tu noche. Por lo tanto, aunque podemos darte ideas, debes elegir aquello que pueda transmitir lo que deseas a tu persona amada.

Puedes recortar un corazón de cartulina y colocarlo en la misma mesa, o también colocarlo dentro del centro de mesa de pétalos si esta fue tu elección. Si tienes tiempo, puedes colgar pequeños mensajes por la estancia o escribir un «te quiero» en la pared y adornarlo con los propios pétalos.

Como ves, son muchas las posibilidades para decorar la mesa en San Valentín, así como el resto de la habitación. Debemos buscar aquellas que más se ajusten a nosotros para que todo quede natural y poder disfrutar de la cena. Al fin y al cabo, se trata de demostrar cuánto nos importa la otra persona de una manera diferente a lo que hacemos a diario.